¿Qué hace un cubano con una lata de refresco vacía? Ufffffffff, montón de cosas!!! Desde un utilitario cenicero, hasta farolitos para adornar el barrio en días festivos. Somos así, ocurrentes, ingeniosos, innovadores. ¿Sueno autosuficiente? Bueno, soy cubana y, la verdad esa es una de nuestras más polémicas cualidades.

Sin embargo, quien nos conozca bien, quien haya compartido nuestras carencias y momentos difíciles, no podrá negar que sabemos salir airosos con las más insospechadas alternativas y siempre, siempre, eso sin contar el aderezo de un chistecito oportuno para relajar los nervios y actualizar el optimismo.

Ese espíritu cubanísimo de reciclar para resolver escaseces con recursos propios, resulta también inspiración y esencia de la serie Made in Cuba, realizada por el escultor Alejandro Díaz Matos. Una colección acumulativa cuya primer segmento se expone transitoriamente en el Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno.

Precisamente en esa institución cultural, sucedió el breve diálogo de Alejandro con Cubasí, allí nos explicó:

“Este tema me motiva porque estoy hablando acerca de lo que es el reciclaje cubano y cómo poderlo llevar a una obra escultórica. Mi trabajo simboliza la manera cotidiana de vivir del cubano, son una alusión a los momentos en que se está viviendo ahora, forma parte de la expresión jocosa del cubano, de buscar alternativas para solucionar problemas, asociar, sobreponerse a las dificultades y carencias…”

A través de materiales como mármol, resina, acero negro, acero inoxidable, Alejandro articula mensajes que podrían decirse costumbristas, casi vernáculos, fieles en sí mismos a la mezcla de humor y muy seria intención creativa de los cubanos que pretenden recrear, y es que están construidos bajo el propio sino: el reciclaje.

De formación autodidacta, este artista trabaja como Realizador en el Taller de Creación Artística de CODEMA Nacional y sobre el sentido de esta muestra confirmó:

“Creo bajo ese mismo concepto, recojo objetos que aparentemente ya no sirven y voy conformando la obra, a veces llego a la casa con piezas de algún equipo, trozos de metales, partes de cualquier aparato, resortes, alambres, me preguntan para qué sirve pero alguna utilidad yo le encuentro siempre”.

Así, juntando lo que otros desecharon, nacen piezas cuyo sentido no es tan simple como podrían aparentar, sino que, apoyadas en la literalidad de los títulos sugieren la reflexión sobre temas de gran actualidad como el desarrollo del trabajo por cuenta propia, o actitudes caricaturizadas por el argot popular: “Jeringando”, o rememoran con cierta vocación satírica experiencias relacionadas con difíciles momentos de

la realidad social: “Apagón”.

“Este es un proyecto que consta de tres muestras, la segunda será en la galería Servando Cabrera, en Playa y finalizo en La Habana, en la Casa de México, donde culmina el proyecto Made in Cuba.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *