En un nuevo paso hacia la centralización de los servicios de internet, el gobierno de Raúl Castro ordenó que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, ETECSA, adquiera total control de las operaciones que estaban a cargo de la dependencia estatal CITMATEL como proveedor de acceso a la red.

Una reciente resolución del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC) revocó la autorización como proveedor de acceso público a internet a CITMATEL, entidad perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), y dispuso el traspaso de sus usuarios a ETECSA a partir de este viernes 1ro de marzo.

El documento, con fecha del 17 de enero, apareció publicada por la [I]Gaceta Oficial[/I], y advierte que ETECSA y los usuarios de CITMATEL disponen de hasta 90 días para la concertación de los nuevos contratos antes comenzar a prestar el servicio. Las tarifas serían las mismas que tiene vigentes ETECSA para sus usuarios actuales.

CITMATEL contaba con licencia

comercial como proveedor de internet desde el 2009 y ofrecía sus servicios bajo las mismas condiciones de ETECSA, es decir, pago en moneda dura, con acceso a extranjeros, instituciones y personas de la élite gubernamental.

[B]Sinergia y recursos existentes[/B]

Según expresa el decreto, la decisión tiene el propósito de “hacer más efectiva la oferta de los servicios públicos de acceso a internet además de lograr un mayor aprovechamiento de la sinergia y los recursos existentes” en el país.

La medida prácticamente concede a ETECSA el monopolio de los servicios de internet en la isla.

“Esto no es más que otro apretón de tuercas en cuanto al acceso y los servicios de internet en Cuba”, opinó el ingeniero José Remón, quien trabajó en el Ministerio de Comunicaciones de Cuba por 25 años y reside en Miami desde 1994. “Ahora todo vuelve a quedar en las manos más ‘seguras’ de ETECSA”.

Remón recordó que la pugna por el control de los servicios informáticos y de internet se remonta los años 90, cuando el entonces Centro de Intercambio Automatizado de Información (CENIAI), asociado a la Academia de Ciencias de Cuba, capitalizó las actividades informáticas y logró obtener numerosos clientes comerciales ante la falta de recursos asignados al Ministerio de Comunicaciones.

El CENIAI fue creado en 1985 para implementar la conexión del país a las redes informáticas de alcance global. CITMATEL surgió en 1993 como desprendimiento del CENIAI, dirigido por Beatriz Alonso, quien era cuñada del vicepresidente cubano Ramiro Valdés Menéndez.

[B]Manada de lobos[/B]

“Lo que ha detonado esta decisión es que CITMATEL no podido cumplir con fidelidad las restricciones que el gobierno impone a través de ETECSA y es por ello que le retiran su licencia”, apuntó Remón. “En parte es un pase de cuentas entre la manada de lobos”.

El profesor y especialista informático Oscar Viciedo, director del CENIAI hasta 1992, considera que la medida refleja una prolongada batalla por el control informático interno.

“Las tensiones siempre existieron, porque el Ministerio de Comunicaciones no nos quería dar la facultad para operar la red de transmisión de datos”, recordó Viciedo, residente en Miami. “Es una vieja aspiración de control centralizado que finalmente se materializa”.

Viciedo observó que la decisión se produce en una etapa de debilitamiento del CITMA como institución gubernamental, que tuvo máximo respaldo de Fidel Castro hasta su salida del poder en el 2006.

De acuerdo con estadísticas oficiales, Cuba cuenta con 783 mil computadoras, de ellas 469,800 con acceso a la red. La cantidad de usuarios de internet que se reporta es de 2 millones 600 mil, pero esta cifra incluye tanto los servicios de intranet para entidades públicas, y las cuentas de acceso a internet para extranjeros y dependencias gubernamentales, que constituyen más del 70 por ciento del total de abonados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *