¿Qué marca de discos duros es mejor?

A pesar de que solamente quedan tres fabricantes principales, y del notable avance en las unidades de estado sólido, estamos ante una pregunta perfectamente válida. Cualquier evaluación hecha sobre sistemas de escritorio individuales sufre de serias limitaciones, por lo tanto, es una muy buena idea explorar los datos publicados por la gente de Backblaze, que toman en cuenta la edad de sus discos duros, y las fallas que se han manifestado en ellos.

La historia nos indica que han existido cerca de 200 compañías dedicadas a la fabricación de discos duros. Algunas dejaron la industria voluntariamente. Otras fueron absorbidas por compañías rivales, y tampoco faltan aquellos casos en los que el destino fue la bancarrota. La lista de sobrevivientes en el mundo de los discos duros se reduce hoy a tres representantes centrales: Seagate, Western Digital y Toshiba. A estos nombres también debemos agregar otras divisiones satelitales, como son Hitachi, que está dividida entre Western Digital y Toshiba, y Samsung, ahora bajo el ala de Seagate. Entonces, ¿cuál comprar? ¿Qué marca de discos duros es mejor? Las opiniones de los usuarios abarcan todo el espectro. Mientras que algunos juran lealtad absoluta a Seagate, otros huyen como la peste y se arrojan a los brazos de Western Digital. En un intento por responder a esta pregunta, la gente de Backblaze, que se dedica a ofrecer un servicio de almacenamiento en la nube sin límite de espacio, publicó un muy interesante estudio basado en los 27.134 discos duros que la compañía tenía al cierre de 2013.

Ahora, ¿por qué hacer un estudio de este tipo? Para Backblaze es una cuestión de eficiencia. Mantener el servicio sin alterar su costo implica vigilar muy de cerca a todos los discos duros, escogiendo aquellos que demuestren la menor cantidad de fallas y un amplio récord operacional, sin destrozar el presupuesto. Lo primero que explica Backblaze es que poseen muy pocas cantidades de discos Toshiba y Samsung (58 y 18 respectivamente), por lo que el punto fuerte del estudio se encuentra en sus casi tres mil discos Western Digital y los más de 24 mil discos repartidos entre Hitachi y Seagate. Otro aspecto que se menciona en el estudio es la incompatibilidad de algunos discos con el entorno de trabajo en Backblaze, y nombra dos casos específicos: Los modelos de 3 TB que pertenecen a la serie Green de Western Digital, y la edición Low Power de discos Seagate con 2 TB de capacidad.

El promedio de fallas anuales rápidamente nos presenta datos muy llamativos: Los discos Hitachi Deskstar de 3 TB son los más resistentes, con un promedio anual de fallas ubicado en el 0,9 por ciento. Al otro extremo de la lista aparece Seagate. El modelo ST31500341AS registra un promedio de fallas del 25,4 por ciento, mientras que entre los Barracuda Green de 1.5 TB, el porcentaje se dispara al 120 por ciento. ¿Por qué sucede eso? En Backblaze indican que las “nuevas” unidades ST1500DL003 que recibieron como reemplazo bajo garantía de discos previos están “cayendo como moscas”. Con una edad promedio de nueve meses y medio, la conclusión de Backblaze es que se toparon con unidades “refurbished”, pulverizadas ante la exigencia de sus servidores. Los discos Seagate de mayor capacidad revelaron cierta durabilidad, pero sus porcentajes de fallas oscilan entre el 3,8 y el 9,8 por ciento. A pesar de estos indicadores, Backblaze seguirá comprando unidades Seagate, tomando como referencia a su sólido equilibrio precio/rendimiento

En resumen, los discos duros Hitachi arrasan con la competencia. Tienen el promedio de fallas anual más bajo, su porcentaje de operación sin inconvenientes es del 99,99 por ciento, y la supervivencia en un plazo de 36 meses es del 96,9 por ciento, frente al 94,8 de Western Digital y el 73,5 de Seagate. ¿Por qué no volcarse a Hitachi definitivamente? Hay una razón lógica: Precio. Estamos hablando de una compañía con más de 27 mil discos duros en funcionamiento, y las diferencias en los costos se hacen sentir sin demora. El estudio de Backblaze posee una capa extra de validez gracias a que los modelos de sus discos son de consumo general (con los que nos podemos sentir más identificados), y no variantes optimizadas para el mercado empresarial, mucho más costosas y de acceso limitado para el usuario de a pie. En lo personal, el rendimiento de Hitachi no me sorprende. Recuerdo haber comprado en 2006 un Deskstar T7K250 (cuando todavía flotaba en la Web el horror de los “IBM Deathstar”) y probablemente haya sido el mejor disco duro que instalé en uno de mis ordenadores. Ahora, es tu turno. ¿Cuál es la mejor marca de discos duros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *