Por Carlos Alberto Pérezgranma_thumb

La incompetencia de Granma ya no tiene límites, pues cada día se apuntala como el medio de prensa menos objetivo y más manipulador de toda Cuba. Ya sabemos, por historia leída del día a día, las tantísimas omisiones que hace este medio con tal de ¨preservar la seguridad nacional¨, haciéndole un verdadero juego al enemigo y ¨siendo la sucursal más parecida que pudiera tener el Nuevo Herald dentro la isla¨, según palabras dolidas de un amigo. Olvídense de Yoani Sánchez y sus acólitos, esos ya todos sabemos lo que dan y de donde viene el dinero que los mueve, peor es Granma, cuyo presupuesto viene de las arcas de Estado y se hace llamar un medio de prensa revolucionario, cuando no hace otra cosa que desinformar al pueblo y manipularlo burdamente.

Recuerdo ahora mismo tres o cuatro ejemplos que en muy corto tiempo causaron rabia en sus lectores, precisamente por andarse con demasiados rodeos y no ser objetivo, o mejor dicho aún, por no decir lo que es con tal de no causar el pánico en la población. Ya en una ocasión algunas muertes causó esta política editorial, cuya blandenguería no responde ante el llamado de Raúl  hacia una prensa verdaderamente revolucionaria, oportuna y enfocada en nuestro verdaderos problemas, que es la que realmente necesitamos y el pueblo pide a gritos.

Muchas veces he querido escribir sobre el tema, pero la verdad es que Granma no merece la pena. A fin de cuentas…bueno, mejor me cayo, ya dije que no valía la pena.

A lo que iba. Sucede que entonces hoy amanece este diario con un titular anunciado que Recesan las actividades laborales el viernes 29 de marzo, y leído de punta a cabo, increíblemente no se explica a la población por qué se les está dando el día libre. Imagínense ustedes: Querido pueblo, el gobierno les regala un día libre, disfrútenlo, pero no se atrevan a preguntar por qué. La verdadera razón es muy sencilla, y no entiendo, como tampoco lo entienden las decenas de personas que han llamado desde hoy temprano en la mañana a quejarse a la sede de este periódico, que si a raíz de la visita del otrora papa Benedicto XVI, Cuba decidió liberar este día (viernes santo) como un detalle hacia su Santidad, no se tenga la debida transparencia y respeto hacia sus lectores como para llamar las cosas por su nombre. En lugar de asumir una posición vertical en el asunto, Granma cayó en el sucio juego de la manipulación, formando el siguiente trabalenguas:

¨Se ha decidido por la dirección del país aprobar el receso de las actividades laborales el viernes 29 de marzo del 2013, amparado en la Resolución 24 del 4 de diciembre de 2009, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), la cual establece que por disposición legal dictada expresamente por los órganos superiores del Estado y de Gobierno, y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en cumplimiento de una decisión gubernamental, pueden disponer el receso laboral con pago del salario, en adición a lo regulado para los días de conmemoración nacional y los feriados, para una actividad, territorio o el país.¨

Es decir que la dirección del país, por disposición legal, (¿será que son tan buena gentes los de arriba?) sencillamente decidió darnos un día libre porque así ellos lo pueden disponer, siempre y cuando lo estimen conveniente. Punto final.

No que va, así no son las cosas queridos periodistas, directores de medios, cómplices de la información oculta y lo mal hecho. Al pueblo hay que explicarle, hay que decirle, por ejemplo, quien fue Payá Sardiñas, y por qué un medio como Granma decidió darle la cobertura que le dio (omitiendo el historial del contrarrevolucionario) a ese trágico accidente cuando a diario en

 

nuestras carreteras se registran siniestros mucho peores que ese. Este pueblo mereció un titular en Granma de: ¡Alertas, se reportan varios fallecidos en Cuba a causa del cólera!, y no una risible omisión al nombre de la enfermedad aludiendo al ¨incremento de enfermedades diarreicas agudas producidas por un virus llamado Vibrio Cholerae 01¨. Y yo me pregunto, ¿sabrá un campesino de San Juan y Martínez lo peligroso que es para la vida ese bicho? Mi suegro no lo supo, y bastante periódico y Mesa Redonda que consume, así que poco más se podría esperar de quien ni siquiera esa fase informativa tiene a su alcance.

Una amiga me acabó de llamar y me dijo que lo que le puso a Granma por teléfono fue tremendo titingó, ¨por frescos y faltas de respeto que son¨ Resulta que al identificarse y decir el tema que refería su llamada, enseguida la rebotaron para alguien que supuestamente debería darle una respuesta. La respuesta fue: ¨Nosotros solo publicamos lo que nos mandan, y no tenemos derecho a cambiar ni una letra de lo que nos dan para publicar¨ Yo, que me quedé medio enganchado con el tema, volví al periódico y después de revisar el texto completamente me convencí de que nadie había mandado nada a publicar en Granma, o al menos nadie asume la autoría de dicha nota, lo que conlleva a pensar que efectivamente es una nota redactada por algún periodista de ese periódico, y no un texto que bajó por la canalita firmado por algún Ministerio o entidad responsable.

Entonces Granma, que también mientes a tus lectores ¿hasta cuando tenemos que seguir aguantándote los gazapos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *