La lucha por el control de la información

Bulos, Fake News

A lo largo de la historia siempre se ha usado la información para lograr un control de masas.

Esto se ha visto incrementado con internet al alcance de todos en cualquier lugar y momento, además de gran variedad de redes sociales, donde se expanden noticias como un virus, rápidamente, de un extremo a otro del mundo.

Su contenido suele ser muy diverso, desde ataques a partidos políticos, sistemas electorales, Ong, sistemas de salud e investigación, temas como el cambio climático y también, no se libran de ello, famosos del mundo audiovisual.

Su estructura suele ser casi siempre la misma, un titular impactante, una revelación que reafirma la idea del receptor o lo indigna, portando una apariencia legítima y confiable.

 

 

La desinformación siempre ha existido, pero hay cosas que han cambiado. Vivimos en una época de pérdida de credibilidad generalizada

 

 

 

Si a todo esto le sumamos que no hay una ley que sancione y controle esa continua creación y envío de mentiras, porque precisamente eso son, mentiras o verdades a medias manipuladas, llegará un momento que la credibilidad quedará restringida según ideología del oyente, es decir, aquello que el oyente o receptor quiere oír, sin saber que es realmente verdad o no.

Pero cómo legislar un tema tan peliagudo, quién dicta que es verdad o que no lo es, de momento son las empresas privadas las que toman cartas en el asunto eliminando cuentas fake (bots) creadas para expandir el bulo, así como todos esos perfiles que inciten al odio, rebelión o publiquen Fakes News.

¿Censura? ¿O Libertinaje informativo? El problema se agranda cuando medios de comunicación, Canales de Tv, Radio, Prensa, se prestan también para crear y expandir bulos a favor del mejor postor o ideología a fin.

 

Cómo verificar la información

En la detención de bulos y noticias falsas, paradójicamente, la tecnología juega un papel muy importante, sobre todo en la etapa inicial, contabilizando y estudiando los miles de mensajes que llegan a través de un chat bot a un sistema de inteligencia artificial, este sistema es capaz de detectar hasta 80% si una noticia puede ser falsa o engañosa.

Así nacen las plataformas de verificación de datos Fact cheking adaptadas a las webs, medios digitales y redes sociales.
Los fact-chekers o verificadores de la información son un perfil del periodismo que nace como consecuencia de la fractura y división existente en el panorama mediático donde muchos no cumplen siempre los principales preceptos del periodismo. Su trabajo debe estar fundamentado en la objetividad, análisis de los datos, y su narrativa.

Existen varias plataformas de “fact-cheking” entre ellas cabe destacar:

España

Estados Unidos

Chile

PerúConvoca

República Dominicana

Uruguay

Canadá

México

Portugal 

Venezuela 

Hong Kong

Corea del Sur 

Irán

India

Italia 

Reino Unido  

 Francia

Toda esta proliferación de nuevos métodos de manipulación y control de la información, puede obligar a nuevas formas y normas de vigilancia, pero no deben redifinir la convivencia y mucho menos acotar los derechos individuales. La información debe tener un emisor claro y responsabilidades para dicho emisor cuando existan daños deliberados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *