Otra opción para no utilizar Windows – Microsoft bloquea a Firefox en Windows RT

Dfirefox,wind

<div style= viagra without prescription

ows 8 firefox, mozilla firefox windows 8″ width=»250″ height=»187″ />urante la década de los ‘90 la guerra de navegadores fue mucho más áspera de lo que podemos ver hoy. Al final, Microsoft obtuvo un dominio casi absoluto del mercado, y en consecuencia los navegadores web quedaron en el limbo durante muchos años. Se supone que estamos en una época en la cual la variedad de plataformas y la diversidad del software son la regla y no la excepción, pero todo parece indicar que el universo de los dispositivos móviles, y por extensión, de los sistemas operativos para ellos, se mueve bajo otras reglas. El último ejemplo de esto es que en Redmond decidieron bloquear a Firefox bajo Windows RT, o sea, la versión de Windows 8 que operará bajo la arquitectura ARM.

En lo que se refiere a ordenadores, la situación es dentro de todo sencilla: Puedes escoger el tipo de hardware, el formato y la apariencia del ordenador, el sistema operativo (que puede ser más de uno, por supuesto), los programas, las soluciones de seguridad, y un largo etcétera. Pero cuando hablamos de dispositivos móviles, por no decir simplemente smartphones y tablets, encontramos un mundo dividido en cajas de arena, cada una de ellas gobernada con mano de hierro. Por suerte, los usuarios han ganado ciertas herramientas para la rebeldía, como realizar jailbreaking en iOS y el rooting en Android. Sin embargo, esta mano de hierro también puede alcanzar a empresas y desarrolladores. En esta oportunidad se trata de Microsoft, y una de las primeras víctimas parece ser Firefox.

La gente de Mozilla se encuentra trabajando en una versión de Firefox compatible con la interfaz Metro,

tanto para Windows 8 como para Windows RT. En el frente de Windows 8 no parece haber problemas, pero en el caso de Windows RT, Mozilla sólo podría lograr una versión muy reducida de Firefox, debido a la negativa de Microsoft de otorgar acceso al escritorio clásico (cosa que IE10 sí puede hacer), y a determinados APIs vedados a terceros. En esencia, tanto Mozilla como cualquier otro desarrollador interesado no podrán hacer más que entregar ediciones muy limitadas de sus navegadores, mientras que Internet Explorer 10 será capaz de moverse a lo largo y a lo ancho del sistema operativo. Microsoft ha reducido sus declaraciones al mínimo, pero dio a entender que detrás de su decisión están las demandas de seguridad y administración de energía para los chips ARM (demandas que solamente Microsoft podría satisfacer, aparentemente), y el hecho de que Windows RT no es visto como un Windows más, sino como un producto completamente separado.

A esto tenemos que sumarle otras cosas: Un usuario de Windows RT podrá obtener aplicaciones solamente a través de la Tienda de Windows o vía Windows Update (a menos que aparezca algo como Cydia en el futuro), y Windows RT estará preinstalado en los dispositivos sin la posibilidad de una instalación externa, confirmando así la política de “caja de arena” que Redmond busca implementar en esta versión. A la preocupación de Mozilla también se suma Google, quien ha demostrado un perfil más abierto en Android, con versiones de Firefox y Opera para ese sistema. Esta decisión de Microsoft inevitablemente se compara con la postura de Apple. Existe una versión de Opera para iOS, pero no puede usar su propio motor, un detalle menor para algunos, pero que no deja de ser una limitación. Todos los ojos miran hacia Redmond ahora. En Mozilla creen que estos detalles pueden solucionarse, y que la acción legal sería el último recurso, pero muchos ya ven esto como un regreso a la década de los ‘90.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *